La Cocinera de Castamar – Fernando J. Múñez.

La Cocinera de Castamar

Una novela de Fernando J. Múñez que transcurre allá por los años 1700, para ser exactos en 1720. Hace un recorrido por la historia, usos y costumbres de la sociedad española de esos años.

La Cocinera de Castamar

Lla-cocinera-de-castamarClara, una joven caída en desgracia, sufre de agorafobia desde que perdió a su padre de forma repentina. Gracias a su prodigiosa cocina logra acceder al ducado de Castamar como oficial, trastocando con su llegada el apático mundo de don Diego, el duque.

Este, desde que perdió a su esposa en un accidente, vive aislado en su gran mansión rodeado del servicio.
Clara descubrirá pronto que la calma que rodea la hacienda es el preludio de una tormenta devastadora cuyo centro será Castamar, su señor y ella misma.

Fernando J. Múñez teje para el lector, con una prosa detallista y delicada, una urdimbre de personajes, intrigas, amores, envidias, secretos y mentiras que se entrecruzan en una impecable recreación de la España de 1720.

Dos Mujeres

Las protagonistas principales de la historia son estas dos mujeres, Clara Belmonte, una joven de familia noble pero venida a menos tras la muerte de su padre, un reconocido médico por su labor realizada en la guerra y Úrsula Berenguer, gobernanta del ducado, de carácter fuerte y agrio, gobierna Castamar con mano férrea imponiendo disciplina y anteponiendo sus privilegios a toda costa.

El Duque de Castamar

Don Diego de Castamar heredero del ducado del mismo nombre, viudo desde hace unos años por un accidente de caballo de su esposa Alba. Desde ese triste suceso, el duque es un hombre solitario, deprimido y viviendo en su pena, sin querer salir de ella. Cada cosa que hace en su vida es un recuerdo de su esposa, recuerdos que aunque dolorosos, el duque no quiere superar.

La llegada de Clara Belmonte al ducado, devolverá a Diego de Castamar el interés por la vida, por los exquisitos bocados y por el amor.

La Historia

En España reina el Rey Felipe V después de la guerra de sucesión entre los Borbones y los Habsburgo. En esos años España era el modelo de etiqueta y distinción por sus fiestas en la corte y por la elegancia y exquisiteces culinarias que se degustaban en aquellos tiempos.

Clara Belmonte tras haber sido expulsada de la casa donde ha pasado su infancia y los años más felices de su vida, llega a Castamar para hacerse cargo de las cocinas del ducado. Tanto ella como su madre y hermana sufren el destierro por parte de su tío de las propiedades de su padre, después de la muerte de éste.

En la vida de Clara siempre ha tenido un papel estelar la cocina y la elaboración de platos sofisticados y deliciosos que aprendió de la mano de su madre. Tras la muerte de su padre, un médico muy respetado por su labor en la guerra, Clara empieza a padecer agorafobia, una extraña enfermedad que se manifiesta en el miedo atroz a los espacios abiertos.

A su llegada y tras el frío recibimiento de la gobernanta, Úrsula Berenguer, empieza su trabajo como ayudante de la actual Jefa de Cocina, que dicho sea de paso, es un verdadero desastre en cuanto a la preparación de platos y en todo lo relacionado con el orden y la limpieza de la cocina, templo sagrado para ella. Poco a poco Clara quitándose horas de su descanso, adecenta y ordena la estancia, ganándose con esto la antipatía de algunos trabajadores pero también el cariño y el respeto de otros.

A medida que avanza la historia, la acción se va ampliando y toman protagonismo otros personajes muy interesantes, bajo una trama perfecta de intrigas, odios, manipulaciones y amor, sin perder el gusto por la cocina y la exquisitez.

Se manejan dos mundos diferentes, el de la nobleza y el de la servidumbre, ambos protagonizados principalmente por los personajes antes citados.

Ambientación

La ambientación por parte del autor es sublime, leyendo sus páginas logra que nos traslademos al año 1720, al Madrid de aquellos años, donde la nobleza ostentaba un lujo y una exquisitez en las buenas maneras, que eran el centro de Europa en aquellos años. Paralelamente, te transporta así mismo, a la mansión de Castamar donde el trabajo de la servidumbre con el control estricto de doña Úrsula, hace que te imagines como era la vida y los sentimientos de todos los componentes de la casa.

También pone de manifiesto el pensamiento de aquellos años, en los que de puertas para dentro cada cual hacía con su vida y su condición lo que deseara, sobre todo en el terreno sexual, pero de puertas para fuera, todos eran auténticos caballeros y auténticas damas. Quiero hacer especial énfasis en la homosexualidad, por supuesto que había personas de esta condición sexual, pero esto permanecía en el más estricto de los secretos, siendo la muerte el castigo para ellos.

En cuanto a la decoración y presentación de la comida que se prepara en Castamar es un espectáculo para los sentidos, las mesas magníficamente decoradas acordes a la nobleza y distinción del ducado.

La preparación de los alimentos por parte de Clara en la cocina de la mansión, con todo lujo de detalles, te traslada a ella viendo como los pinches y demás sirvientes, hacen su trabajo de manera eficiente y ordenada. Hasta se puede oler el aroma delicioso de los manjares.

Conclusión

La Cocinera de Castamar es una novela magnífica, en la que su autor hace un magnífico trabajo de documentación, trasladando la historia de aquellos años, fielmente en la novela. Con un lenguaje pulcro, llano y sobre todo delicado y depurado, manejando palabras y expresiones, bajo mi punto de vista, maravillosas.

Si alguien cree que este libro es una novela rosa, nada más lejos de la realidad. Es una novela histórica, que te ayuda a entender las formas y el hacer de aquellos años, que mira hacía la guerra de sucesión y de los bandos que en ella participaron. Se conocen las intrigas de la época, tanto de Palacio como de los diferentes ducados y marquesados. De como se cobraban los asuntos pendientes, de las venganzas, de los odios y por supuesto de los amores maravillosos con ese profundo respeto y educación.

Mi recomendación es que no os lo perdáis, os transportará a épocas anteriores. A mi que tanto me gustan las novelas históricas, este libro me ha hecho disfrutar, me ha mantenido enganchada a sus páginas hasta el final y me ha hecho disfrutar con la maravillosa prosa de Fernando J. Múñez.

Si te gustan las novelas históricas, La Cocinera de Castamar te va a encantar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.