Toma lo que necesites…

Por fin tengo tiempo de escribir algo, aunque sea poquito, menuda semana!! ha sido un no parar y sin tiempo para absolutamente nada.

Toma lo que necesitasHoy quiero reflexionar sobre todo y sobre nada, que profundo me ha quedado esto!! y es que las cosas pueden ser tan profundas o tan superficiales como tú quieras, ese es el poder que tenemos las personas.

Para lo que algunos tiene mucha importancia, para otros la misma cosa o situación no la tiene, sólo depende del cristal con el que se mire.

Yo creo que a cada cosa, hay que darle la importancia justa, la que se merece.

Es verdad que en ocasiones damos mucho protagonismo a situaciones que no lo tienen y viceversa, pero ¿Cómo podemos medir la objetividad? Si estamos implicados en un tema que nos importa, ¿Somos objetivos?

Creo que no, si estamos implicados en la situación emocionalmente o de cualquier otra manera, nunca seremos objetivos, le daremos mucha o poca importancia según nos convenga, así lo hacemos, y así somos. Deberemos entonces, escuchar la opinión y el parecer de amigos, de verdaderos amigos, que vean los toros desde la barrera y que nos hagan reflexionar.

Esto quiere decir, que sus consejos o ejemplos, harán que nos demos cuenta de si estamos actuando correctamente o por el contrario, si estamos totalmente equivocados.

¿Eres totalmente objetivo cuando tu hijo tiene un problema que afecta a la convivencia en general? o bien, lo justificas, le quitas importancia, y te convences de que realmente no quiso hacer lo que hizo y te quedas más tranquilo/la contigo mismo.

Cuando hay problemas en la pareja, ¿Cuantas veces has justificado la situación para cerrar los ojos a la realidad y no enfrentar el problema? o por el contrario, has puesto el grito en el cielo, has sacado todos los trapos sucios, y lo has enviado todo a paseo.

Que dificil es la vida con algunas situaciones, ¿verdad?

Pues realmente no lo es, somos nosotros los que las complicamos en muchas, en muchísimas situaciones, no todo es blanco o negro, existe una amplísima gama de colores en el medio de los extremos, que no somos capaces de ver y menos de aplicar.

Cuando algo no te guste, dilo. Cuando te sientas mal, dilo. Cuando te sientas saturado/da, hazlo saber. No aguantes hasta que no puedas más, habla, opina, conversa, te sentirás mucho mejor. Cuando aguantas y te lo guardas todo, se va almacenando el malestar y el rencor que en muchas ocasiones, se va enconando y cuando llega la gota que colma el vaso y explotas, ya es imposible parar y de cualquier bobada hacemos una montaña.

Seguramente la gota que colmó el vaso, no tenía ni la más mínima importancia, pero unida a todo lo que hemos callado, hacen una perfecta bomba de relojeria capaz de acabar con todo.

No lo permitamos, aprendamos a decir las cosas cuando sea necesario, con esto conseguiremos encontrarnos bien con nosotros que es lo primero y después, con los demás.

Como bien nos dice la foto que acompaña al post, Toma lo que Necesites y sigue adelante!

¿Qué tal si sigo mi ejemplo? Manos a la obra!!

Feliz semana amig@s ❤

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.