Los Baños del Pozo Azul – Jesús Sánchez Adalid

Últimamente, devoro los libros… Hoy le he puesto fin a Los Baños del Pozo Azul de Jesús Sánchez Adalid.

Me he trasladado completamente a la Córdoba califal del Alándalus y más concretamente a la historia de «La Vascona» Subh Um Wallad, madre del Califa Hisham

Los Baños del Pozo Azul

novela histórica, alándalus, califato de córdoba

Todo comienza cuando la madre del califa, Subh Um Wallad, la señora, ha decidido romper definitivamente con su encierro en los Alcázares, para liderar junto a su hermano Eneko un heterogéneo grupo formado por curiosos personajes. Pero nada es lo que parece y todo se confunde en aquella metrópoli fascinadora y a la vez delirante.

Es una época de exuberancia creadora y brillantez intelectual en Alándalus, y los poetas son protagonistas de excepción que saben aprovechar su talento para acercarse a los ricos y poderosos.

Los baños del pozo azul es un fiel reflejo del universo de Sánchez Adalid, que nos descubre la visión más clara y anímica de aquel denso y sorprendente mundo, en el que se cruzan y entremezclan héroes de ficción y protagonistas históricos. Confluye al mismo tiempo el particular imaginario inicial de su obra; pero con nuevos toques humorísticos y paródicos, y una auténtica intriga de fondo.

La Historia

La novela relata la historia de las intrigas que acontecían en los tiempos en que Córdoba era la joya califal del Alándalus, ciudad de califas y en la que tenían fijada su residencia, desde la que dominaban todo el imperio.

Cuenta parte de la historia de «La Señora» como se conocía entre otros apelativos, a Subh Um Wallad, esposa del Califa Alhakén y madre del Califa Hisham. Una mujer que supo revelarse y sacar provecho de su feminidad para gobernar en la sombra, el imperio del Alándalus, en aquella época en la que las mujeres no contaban para nada y eran relegadas a los harenes de palacio.

El Califa Hixem es un joven de treinta años, que subió al trono cuando murió su padre a la edad de once años, demasiado niño para asumir el mando del imperio andalusí. Siempre bajo la tutela de su madre, es ella la que vela por sus intereses, la que lo aconseja y la que lo cuida en cada momento.

Aurora o Subh Um Wallad

Aurora o Auriola, más conocida como «La Señora» o «La Sayyida» de origen navarro o vasco fue también conocida como «La Vascona». Posiblemente de familia noble, no está muy claro como llegó a Córdoba, pero todo apunta a que fue enviada a la ciudad por los acuerdos que en aquel tiempo, se daban entre los árabes, dueños de la práctica totalidad de la península ibérica y los cristianos que mantenían todavía la parte norte del territorio.

De una belleza excepcional, conquistó el corazón del califa Alhakém II a la que nombró como favorita, dándole un trato de favor por encima del resto de mujeres. Inicialmente vivía junto a sus dos hijos en Medina Azahara pero tras la muerte se su esposo, se trasladó a los Alcázeres de la ciudad para vivir sola con su hijo y futuro califa Hixem.

Abuámir Almansur o Almanzor

No menos importante es la historia paralela de Abu ʿAmir Muhammad ben Abi ʿAmir al-Maʿafirí, llamado Almansur y más conocido como Almanzor. Las historias de estos dos importantes personajes están ligadas muy estrechamente, ya que Subh Um Wallad siguiendo los consejos del gran chambelán, busca a Almanzor como intendente para de esta manera, poder salvaguardar los derechos y el patrimonio de su hijos, menores de edad a la muerte del Califa.

Abuámir Almansur fue el tutor del califa Hisham y según cuentan, también el amante de «La Sayyida» durante muchos años. Poco a poco Almanzor fue introduciéndose en palacio y alcanzando más poder para sí mismo, hasta tal punto, que relegó al Califa a un segundo plano, siendo él mismo quien gobernaba el Califato de Córdoba.

Junto a la madre del Califa, vive su hermano gemelo, Ragí Al-Mawli que viendo como el Hiyab Almansur se está apropiando de todo el poder del califato, urde un plan para despojarlo de todo el poder y de esta manera, su sobrino el verdadero califa, tuviera poder absoluto sobre el califato. Muchos personajes forman parte de este plan, que poco a poco va tomando forma, con la oposición inicial de Subh Um Wallad que todavía no está convencida de que la gravedad del asunto no se pueda arreglar con un diálogo entre las dos partes.

El Califa Hisham

Abû l-Walîd Hishâm ibn al-Hakam es un califa sin personalidad, cobarde y miedoso que no es capaz de tomar ninguna decisión que le ataña a él ni a su familia, por lo que Subh Um Wallid, será la que tome las riendas de todo el problema y la que asuma el poder desde la sombra de su hijo, para enfrentarse finalmente con Almanzor, con su hijo Abd al-Málik y encontrar una solución al grave problema que les toca vivir.

Hammanes o Baños

La novela muestra la gran importancia que tenían los baños, más conocidos como Hammanes, lugares de recreo, de relajación y de aseo, en los que tanto hombres como mujeres acudían para relajarse y para escuchar los poemas que se recitaban y disfrutar de todas las artes que estos lugares disponían. En muchos de ellos, también se llevaban a cabo reuniones políticas. En la época de mayor esplendor de la Córdoba Califal, había en la ciudad más de 600 baños árabes.

Especial importancia por supuesto tienen Los Baños del Pozo Azul, no sólo por su preciosa arquitectura o por el agua turquesa de su pozo, sino porque fue el guardián durante un periodo de tiempo de el mayor tesoro de los Omeyas, pero eso, deberás leerlo para descubrirlo…

Un libro histórico que me ha acercado a mis raíces cordobesas, a conocer a La Señora de Córdoba, una mujer luchadora, defensora de sus intereses, con una vida difícil como lo era la vida de todas las mujeres en el Islam. Ella supo sacar partido de su belleza, de su inteligencia y de su carácter y tener peso específico en el gobierno del califato, tras la muerte de su esposo el califa Alhakén II.

Si te gusta la historia y la magia del Alándalus, este libro te atrapará totalmente…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.